Reading time 2 minutes

Aunque la atención sobre Qatar está ahora centrada en el mundial de fútbol, del país de medio oriente han salido atletas desconocidos que se han hecho con distinciones internacionales por sus impresionantes logros. Entre estos cataríes destaca Mutaz Essa Barshim.

Essa Barshim es un atleta especializado en salto de altura que ha conseguido situar a Qatar en el mapa de los deportes relacionados con la velocidad, los lanzamientos o los saltos.

Aunque el catarí estuvo inicialmente interesado en la marcha, con el tiempo fue desarrollando una inclinación hacia el triple salto y el salto de longitud, aunque terminó decantándose por el salto de altura.

Sin embargo, el atleta confesó a ‘Sport 360’ que su éxito no fue instantáneo: “Hasta los 17 años siempre era el peor. Había mucha gente en mi grupo que era mucho mejor que yo. Nunca sentí que fuera alguien especial, pero mi padre siempre me dijo ‘Sigue haciendo lo que haces, trabaja duro, sé paciente. Eso es lo que marcará la diferencia’. Así que seguí, sin importar lo demás”.

Con tan solo 21 años, el dohano consiguió su primera medalla de bronce en los Juegos Olímpicos seguida por otra de plata, a los 25, en Río de Janeiro y una de oro en Tokio 2020, compartida con Gianmarco Tamberi, la cual se convirtió en la primera medalla dorada en atletismo para Qatar. 

Asimismo, también ha logrado tres títulos mundiales: en 2017, en 2019 y en 2022, los cuales le sitúan entre los grandes con el alemán Dietmar Mögenburg y el cubano que posee el récord del mundo, Javier Sotomayor.

Hoy por hoy, Essa Barshim tiene el récord nacional catarí de salto de altura con 2.40 metros tras haber conseguido 26 títulos durante su carrera, la cual empezó en 2010, con 19 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *