Reading time 3 minutes

En 1988 el maratoniano Cosmas Ndeti se convirtió en el primer atleta keniata en ser sancionado por dopaje. Desde entonces, han sido numerosos los deportistas de este país que han dado positivo, pero lo cierto es que ese número se ha incrementado de forma exponencial en los últimos años.

De hecho, en lo que llevamos de año, los casos de atletas de Kenia que han sido controlados positivos alcanzan las dos decenas y actualmente hay 52 keniatas que cumplen sanción por este motivo. Pero este número podría ser mayor. ‘The Sunday Standard’ apunta que la Agencia Antidopaje de Kenia ha sancionado a 22 atletas, de los que hasta el momento no se conocía su identidad.

Según este medio, hay otros nueve casos activos, en medio de acusaciones de que se busca ocultar los nombres de algunos de estos atletas. Así, Noah Busienei, ex atleta y ahora entrenador, aseguró que los atletas pagan a las agencias antidopaje para evitar que sus nombres se hagan públicos. «Dan sobornos para que no se nombre a un atleta. A algunos se les ha pedido que paguen entre 7 y 8 millones de chelines para no ser nombrados. Dichos atletas fingen lesiones o afirman estar de baja por maternidad», dijo Busienei.

‘The Sunday Standard’ revela algunos de esos atletas que se encuentran sancionados, como Shieys Chepkosgei, Jedidah Wanjiru Karungu, Bernard Kiplangat Kibilo, Henry Kosgei o Willy Kipkemoi Rotich, entre otros, muchos de los cuales acabarían su sanción en los próximos meses.

Sin embargo, la Agencia Antidopaje de Kenia (Adak) está variando su política de comunicación, basada en la legislación previa del país, y ahora pide ayuda para intentar minimizar los casos de dopaje. «Un cambio en la ley permite hacer públicos ahora aquellos que han dado positivo por sustancias prohibidas», explica Sarah Shibutse, directora ejecutiva de la agencia.

El doctor Kipchumba Byron, experto en Ciencias del Deporte, asegura que el hambre de dinero rápido está impulsando a muchos atletas a usar sustancias prohibidas, pero los efectos son de largo alcance. «La introducción de pasaportes biológicos sanguíneos ha permitido desenmascarar el dopaje sanguíneo. Esa es parte de la razón del aumento de los casos de dopaje», asegura.

Por eso, la Unidad de Integridad del Atletismo (AIU) ha intensificado el desarrollo de seminarios de formación entre los jóvenes deportistas en Kenia, con la importante implicación de la Federación de atletismo del país. «Queremos no solo testar a los atletas, sino educarles sobre las sustancias que deben evitar», explicó Sarah Shibutse, responsable de la ADAK.

2 comentarios en «La Agencia Antidopaje de Kenia habría sancionado a 22 atletas… sin revelar sus nombres»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *