Reading time 6 minutes

Hablamos con farmacéuticas del boom de tomar vitaminas para tratar la piel y el cabello en formato líquido. La principal diferencia con el resto de suplementación es una concentración más alta.

Además de la caída de cabello que se produce especialmente en otoño, en esta estación que ha empezado muy fuerte después del verano, empezamos a escuchar también acerca de la astenia otoñal. Un conjunto de síntomas como esa sensación del no llego, cansancio, apatía, tristeza o irritabilidad, que aparecen como consecuencia de una dificultad para adaptarse a la disminución de horas de sol.

En este contexto, tanto al abrir las redes sociales como los medios de comunicación o al acudir al farmacéutico, esa persona de confianza en busca de un remedio, no dejamos de ver «chutes de energía» en líquido. Es la llamada shot therapy o chupitoterapia. «Es una terapia a base de chupitos ultraconcentrados para tratar la piel y el cabello con las dosis más altas y eficaces de vitaminas, aminoácidos o minerales. La diferencia con el resto de suplementos bebibles es la concentración en tan solo 10 ml, que es un pequeño traguito y así evitamos la incómoda ingesta de enormes pastillas que además se asimilan peor», explica la farmacéutica Marta Castro.

POR QUÉ ES TENDENCIA

Es el caso de la homónima marca registrada citada, de Ikons Gallery, del ácido hialurónico que se bebe Ancient + Brave, Hyaluron Drink de Proceanis y se presenta en botella o del producto nutracéutico o biocéutico Olistic, que consiste en beberte un vial de 25 ml cada día después de tu desayuno o comida. Es tendencia porque siempre es más cómodo dar un pequeño sorbo que tragar una incómoda pastilla. «Cada vez hay más personas que padecen fagofobia o miedo a atragantarse con ellas», indica Castro.

El hábito y la constancia son claves en estos tratamientos. «Así que es mucho más fácil, rápido y agradable tomarte cada día un shot con 30 ingredientes 100% naturales y veganos, que tener que ingerir, por ejemplo, cinco cápsulas», añade Yolanda Sanchis, farmacéutica y directora de marketing canal de farmacias y dermatología en Olistic. Ahora bien, una forma farmacéutica oral líquida tiene mayores retos, explica, como pueden ser «enmascarar su sabor o conseguir la solubilidad de los activos». Pero es preferencial debido a que estamos hablando de una única toma. «Es de fácil administración portable y no requiere agua para tragar».

QUÉ BENEFICIOS TIENE

En primer lugar que hay aclarar que la mayoría de suplementos no hace ningún milagro. Y que si no se acompañan de un buen estilo de vida, donde predomine una alimentación saludable, el descanso y el ejercicio físico, su efecto es generalmente pequeño. La industria es fuerte, es complicado distinguir lo que es bueno de lo que no tanto y ningún suplemento puede compensar carencias base. Ahora bien, siempre hay ingredientes que tienen más evidencia científica, que resultan interesantes y tomando las dosis indicadas pueden ser eficaces y ayudarte a lograr objetivos. «A veces necesitamos esa dosis extra que no conseguimos solo con la nutrición», aclara Marta Castro.

La farmacéutica pone el ejemplo del Polypodium Leucotomos, un extracto de un helecho procedente de Centroamérica que, cuando pasó de acuático a terrestre, desarrolló unas propiedades enormes como antioxidante, protector solar oral o como precursor del colágeno y la elastina. «Tiene muchos estudios científicos y además no procede de huesos ni cartílagos de animales. La combinación de vitaminas del grupo B, vitamina C, ácido hialurónico, L-Cistina o el extracto de mijo son muy interesantes como tratamiento global para mejorar el estado de la piel y el cabello».

Sanchis aporta que la absorción de los activos en líquido es mejor que un producto en forma sólida: «Cualquier forma farmacéutica oral líquida tiene una biodisponibilidad mejor y una farmacocinética más rápida».

¿CUÁNDO Y CÓMO TOMARLOS?

Si percibimos una caída y debilitamiento del cabello, de más de 100 diarios, que se considera el ciclo normal, estamos en un período de estrés, notamos microinflamación del folículo, déficits nutricionales, queremos aumentar nuestro rendimiento deportivo… Podemos plantearnos tomar suplementación en un período mínimo de tres a seis meses. «Shot Theraphy se debe tomar mañana y noche después del desayuno y la cena durante cuatro meses, se descansan otros 120 días y se vuelve a tomar dos meses más», ejemplifica Castro. «Lo pueden tomar todas las personas que quieran mejorar la salud de su piel y cabello, excepto embarazadas o en periodo de lactancia».

«Si tomamos suplementación líquida facilitaremos la vehiculización de la mayoría de activos clave, además de facilitar una ingesta de varias pastillas», aporta Sanchis, que recomienda también fijarse en que el hecho de que ser un vial y mejorar su sabor no convierta al producto en un cóctel dulce. Es el caso de algunas gominolas en suplemento que se están popularizando para piel y cabello, y que incluyen azúcar como primer ingrediente. «Es otro tipo de producto, con menores dosis, concentraciones, pero que debido a tener un formato divertido, tienen su público».

No existe un tratamiento ni un producto para todo el mundo. «Es importante entender la salud capilar, de la piel y el bienestar general como un global», concluyen ambas farmacéuticas.

Un comentario en «¿En qué consiste la ‘shot therapy’ o chupitoterapia y por qué está de moda?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *