Reading time 2 minutes

La selección española femenina de hockey patines se clasificó, por cuarta ocasión consecutiva, para la final del Campeonato del Mundo que se disputa en San Juan, tras derrotar a Italia por 5-1, en un encuentro que se resolvió en el segundo tiempo.

Las italianas, que sufrieron para ganar a Chile en cuartos (2-1) demostraron ser un equipo bien estructurado, conducido por la jugadora del Matera Pamela Lapolla, y que supo contrarrestar el evidente dominio español en el primer tiempo, aunque no cambió el quinteto inicial en todo el partido y eso lo acabó pagando caro.

España, con casi todo el equipo titular del campeón Generali Palau en la pista, se adelantó gracias a un tanto de penalti que ejecutó la asturiana Marta Piquero, pero perdonó demasiado en las múltiples ocasiones que tuvo merced a una presión constante que chocaba en la portera Verónica Caretta, hasta que Lapolla empató en una incursión en el área de su compañera Tamiozzo.

Tras el descanso, y con el recuerdo de la semifinal del último Mundial en Barcelona entre ambas selecciones, y que necesitó la prórroga, España imprimió más carácter al partido, buscando el desgaste físico de las transalpinas, y tras un disparo al travesaño de Aina Florenza, ésta aprovechó segundos después un rechace de la portera rival para desnivelar el resultado.

Sin la veterana capitana Anna Casarramona, recuperándose de su lesión en la primera fase, el cuadro de Ricard Muñoz sentenció el partido con una diana de Berta Busquets y entonces optó por jugar con comodidad, esperando una reacción de las italianas que no llegó, rendidas ante un equipo mucho más potente y efectivo, hasta que Aina Florenza y Mariona Colomer remataron el trabajo.

España jugará la final para revalidar el trofeo y ganar su octavo título mundial, ante la anfitriona Argentina, que se impuso por 5-1 a Portugal en la segunda semifinal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *