Reading time 4 minutes

La jugadora italiana de voleibol Paola Egonu sufrió un episodio racista durante el partido por el tercer puesto del Mundial 2022, celebrado en Países Bajos y en Polonia, y anunció que, «cansada», se tomaría una pausa deportiva para volver con «más fuerza».

A pesar de la gran actuación de la selección italiana femenina de voleibol en el Mundial, con un bronce obtenido ante Estados Unidos, en el tercer podio en 20 años para la selección ‘azzurra’, el malestar reina en el equipo por el lamentable episodio que vivió Egonu, una de las mejores jugadoras del conjunto italiano, que lideró la victoria de las suyas (3-0) en Países Bajos.

«No lo puedes entender, no lo puedes entender. Me preguntaron por qué soy italiana… Este es el último partido con la selección nacional», dijo entre lágrimas la jugadora a su agente, Marco Reguzzoni, nada más finalizar el encuentro, en un vídeo que que ha causado conmoción y se ha hecho viral en las redes sociales. Se trata de una frase que, según confirmó el propio Reguzzoni, la jugadora escuchó durante el encuentro pero que no supo identificar de dónde provino.

«La señalada siempre soy yo»

Después de su anuncio, saltaron las alarmas en Italia, pero rápidamente Egonu corrigió sus palabras en los micrófonos de Sky Sport Italia y explicó que había sido fruto del enfado, que estaba «cansada» y que sería «solo un descanso». «Cada vez que estoy en el punto de mira me duele que me ataquen porque siempre pongo el corazón y nunca falto al respeto. Siempre es un honor vestir la camiseta ‘azzurra’, me gustaría tener un verano libre para descansar como persona y para mi cabeza», puntualizó.

«Es feo decirlo, no quiero quitarle el mérito ni el respeto a mis compañeros, pero la señalada siempre soy yo. Siempre van a ver cómo lo hice mal o cómo podría haberlo hecho mejor. Mentalmente he llegado a un punto en el que me gustaría tener un verano libre para desconectar y apreciar aún más lo que hago», añadió.

La jugadora cargó contra aquellos que no la consideran italiana: «Me hace gracia pensar que he leído a gente preguntándome por qué soy italiana. Me pregunto por qué tengo que representarles. Pongo mi alma en ello, pongo mi corazón en ello, nunca le falto el respeto a nadie y me duele», sentenció la jugadora.

Llamada telefónica de Mario Draghi

Egonu, que ahora milita en el VakıfBank SK turco, ha recibido el apoyo de Mauro Fabris, presidente de la Liga de Voleibol Femenino: «Gracias, lo que haces es siempre bueno. Otro veneciano, Roberto Baggio, en el Mundial de Estados Unidos de 1994, falló su penalti en la tanda final. Y perdimos contra Brasil. Te admiramos y te queremos. Olvida el resto. Vuelve pronto a la Serie A. Ya te echamos de menos» dijo Fabris.

Noticias relacionadas

Mientras que el primer ministro en funciones, Mario Draghi, telefoneó hoy a la jugadora para mostrarle «su plena solidaridad», decirle que «es un orgullo para el deporte italiano» y asegurarle que «tendrá futuras oportunidades de conquistar otros trofeos vistiendo la camiseta de la selección».

Además, numerosos exponentes políticos y sociales como Giuseppe Conte, líder del Movimiento 5 Estrellas (M5S); Nicola Fratoianni, secretario de Izquierda Italiana; o Roberto Fico, expresidente de la Cámara de Diputados, entre otros, han mostrado su apoyo a Egonu tras el episodio racista con mensajes en sus redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *